Soto Marañón, 500 ml. Soto Marañón

Variedad: Carrasqueño

En nariz se manifiesta incluso por encima de la tonalidad, con total rotundidad, aromas francos, frescos, sobre todo frutados, con presencia de otras sensaciones: hierba fresca recién cortada, fundamentalmente hierba de trigo. En boca sobresale su magnánima vitalidad, aceituna y vegetales, armonizada con asombrosa elegancia. Posee una entrada dulce, tras la que aparece el amargor, un amargor que se convierte en valor relevante y permanente, sutil y noble en pocas palabras, para sacar con posterioridad un final un puntito picante. De procedencia de olivos centenarios y en cuanto a su color, no verde, “verdísimo”, pistacho, más intenso y brillante imposible

Más información
rustica-500-ml